miércoles, 27 de agosto de 2014

NAVEGANDO CON ZIFIOS DE SOWERBY, CUVIER, RORCUALES Y PAÍÑOS DE WILSON. (Sowerby´s and Cuvier´s Beaked Whale).








Este año está siendo muy raro en aves marinas. No sólo en nuestras aguas sino en toda la Cornisa Cantábrica donde brillan casi por su ausencia, aunque esta última semana se ha vivido un repunte. En nuestro caso las pardelas están asociadas a los bálamos de atunes rojos. Sólo si nos encontramos con estas veloces criaturas, podemos disfrutar de buenos avistamientos de pardelas, sobre todo capirotadas.





Capirotadas con cenicientas



Aunque la mayoría son borealis... alguna Mediterránea se deja querer (Calonectris diomedea diomedea)

El resto a cuenta gotas donde... aunque los Paíños comunes al ser una especie que cría en nuestra costa se suelen ver en pequeños grupos.

También han llegado los Paíños de Wilson



De vergüenza está siendo el tema págalos. Ver sólo un par de parásitos y mismo número de grandes... nos frusta un poco.

Pero bueno al menos el pase de terrestres nos tiene animados sobre todo cuando descubrimos en alta mar a una Lechuza campestre.


Pero si en aves está siendo “penoso” en cetáceos está siendo... y perdonarme la expresión... la “hostia”. Sobre todo con las ballenas picudas de la especie Zifio de Cuvier (Ziphius cavirostris). Ahora están en pleno celo y los machos todo “salidos” acosan y persiguen a las hembras...





















Y estás parecen mostrar su enfado tanto por el golpeteo de su gran y ancha aleta caudal


Como por los grandes saltos que llegan a pegar y que se pueden ver desde muchas millas de distancia. Resulta sobrecogedor ver un mamotreto de casi 8 metros de longitud y 5 toneladas de peso pegar esos imponentes saltos. Si encima tienes la suerte que lo hagan junto a tu barco... la piel se pone de gallina al momento. La piel y los pelos de punta... de todos y cada uno de nuestros diez aventureros y amigos.

También las hembras están teniendo sus partos ahora. Así que no nos resulta tan raro encontrar pequeñines de unos pocas horas de vida junto a sus “mimosas” madres.






Este pasado sábado 23 de agosto hemos realizado el tercer avistamiento del raro y enigmático Zifio de Sowerby (Mesoplodon bidens) e aguas de Bizkaia, en concreto del Mar de Santurtzi. Un macho de poco más de 6 metros que emergió dos veces antes de hundirse a las profundidades. Las fotos no dejan dudas en su identificación. Es el segundo año consecutivo que, desde www.verballenas.com , observamos esta especie.



Los delfines también nos han dado muy buenos momentos.... y encima nos sacan ese espíriti niño que guardamos todos. Y es que es indudable que su energía y ganas de jugar nos lo contagia a todos.

Tanto los Delfines mulares




Como los delfines comunes



En pleno celo e intensas y "fogosas" cópulas que llegan incluso a saltar juntos fuera del agua


O los delfines listados




Sin embargo, son nuestros particulares “cabezones” los que curiosamente siempre levantan mayores simpatías. Por ese diseño “bucal” que parece que nos sonríe permanentemente, pero sobre todo por lo curiosos que son con nosotros. Y es que parece que nosotros no vamos a verlos a la mar, sino que son ellos los que vienen a vernos.



Pero no hay nada como ver al gigante de la mar. Al segundo ser más grande que ha existido jamás. Su presencia provoca dos reacciones... en una se nos dispara la adrenalina por la emoción y en otra el barco se vuelve mudo. Es la antítesis de los delfines. Nuestros aventureros se quedan en silencio para oir su profunda respiración. El ensordecedor soplo y la penetrante inspiración con un sonido semejante a cañerías viejas... tanto cuando navegan junto a nosotros...




Como cuando se acercan a nuestro barco









Tiburones azules


y Peces luna, parecen dar las últimas notas de color a la aventura marinera.

Un saludete

Gorka Ocio